Hablamos contigo en el 963 170 401
Hablamos contigo en el 963 170 401

Miguel Milá. Diseñador industrial e interiorista, inventor y bricoleur.

A Miguel Milá se le podría definir como un hombre polifacético que recuerda a los maestros del Renacimiento. Así le retrata Poldo Pomes en su documental para Santa & Cole que es una mágica retrospectiva sobre la obra de este genio contemporáneo.

Nacido en el seno de una familia muy relacionada con el mundo artístico, es el único de los grandes diseñadores de su tiempo que no es arquitecto. Paradójicamente Milá estudió arquitectura, pero como él mismo dice, no era un buen estudiante y nunca acabó sus estudios, circunstancia que le permitió permanecer muchos años en la Universidad y aprender mucho de sus conversaciones con otros arquitectos. Tras su paso por la escuela empezó a colaborar en el estudio de su hermano como interiorista y es aquí cuando entra en juego su papel de diseñador, de la necesidad de crear nuevas piezas dado que las que el mercado ofrecía no se adaptaban a su gusto y exigencias.

Y es que Miguel Milá siempre ha creado a partir del autoencargo, del deseo de crear una pieza que se cubriera sus necesidades. Es un diseñador preindustrial, amante de la técnica artesanal de la cual defiende que da mucho más margen de maniobra que la industrialización, gracias a la prueba error. Y gracias a este proceso nacen sus diseños funcionales, donde todo marcha bien, donde nada molesta y todo está optimizado. Y es que Milá dice: “El mayor lujo para mí es el confort. No hay otro lujo. Dentro del confort está la estética. Es cuestión de que lo que uno haga, de la forma más simple posible, emocione.”

De su taller han salido decenas prototipos de piezas que son consideradas clásicos del diseño en la actualidad. Piezas que el propio Milá ha ido rediseñado y mejorando, adaptándose a los nuevos tiempos. Un ejemplo es la lámpara “Tía Nuria” la primera que diseño para el despacho de su tía Nuria Sagnier de la cuál salió el prototipo de la lámpara TMC. A esta lámpara de pie le siguieron sus hermanas TMM y TMD. Otro ejemplo sería la lámpara Cesta la cual a la lo largo del tiempo se ha fabricado en diferentes materiales y tamaños para adaptarse al paso del tiempo y las exigencias del mercado, sin perder un ápice de su carácter icónico.

Para conocer mejor a Miguel Milà puedes ver el documental “Miguel Milá. Diseñador industrial e interiorista, inventor y bricoleur” de Poldo Pomes, donde a través de las conversaciones del diseñador con otros creadores retrata al personaje y su obra.