En 1933 Josep Ros crea un taller artesanal de carpintería y ebanistería en un pequeño pueblo a los pies de la montaña. Éste cuenta con una máquina universal, las herramientas más elementales y un sueño: esculpir en madera el futuro de una empresa.

Actualmente, Enric Ros, la tercera generación y actual Gerente de ROS, inicia el camino hacia la transversalidad. Un proyecto basado en el trabajo en equipo, la apuesta por la tecnología más avanzada, el I+D y la definición de un modelo propio. Un modelo que suma a proveedores, clientes, trabajadores y colaboradores con un mismo fin: aportar innovación, valor y rentabilidad al mercado.